Así ha cambiado el panorama musical durante el 2020



A pocas semanas de terminar el año, analizaremos cómo se ha vivido este 2020 dentro de la industria musical. Queda ya lejos esa “normalidad” que conocíamos hace apenas un año, donde nos estábamos todos preparando para las fiestas de navidad y decidiendo dónde ir por fin de año.

Si una cosa está clara es que aunque no ha sido para nada un año fácil, donde la incertidumbre ha sido la protagonista en muchas ocasiones, la industria musical se ha sabido adaptar muy rápidamente a la situación y seguir adelante con la acción musical aunque sea en formato online y sin poder tener el contacto directo (o más bien físico) con los fans. 

Aun así y gracias a esta adaptación, el panorama musical este 2020 ha cambiado radicalmente a como se conocía anteriormente. Con salas de concierto cerradas y con la música en vivo parada, los artistas, productores y compañías de música han tenido que buscar alternativas para seguir adelante. 

Las plataformas de streaming se diversifican 

Cabe destacar que la industria musical ha cambiado drásticamente en la última década, con Internet y todas las plataformas de streaming que juegan un papel muy importante con el desarrollo de la música en su faceta más digital.


Cuando se piensa en streaming muchas veces la primera plataforma que viene a la mente es Spotify. Es uno de los canales que sin dudas durante todo el año se ha ido reinventando y ofreciendo nuevos servicios para que los artistas tuvieran a su alcance nuevas opciones. Una de las últimas novedades han sido los Canvas, una nueva herramienta que permite incluir videos en loop de 3 a 8 segundos en cada una de las canciones.

Aun así, Spotify está lejos de ser la única plataforma de streaming de música que existe. 

Tidal  es una plataforma de streaming que recoge sobre todo a muchos fans del hip-hop y la música urbana. Apple Music, YouTube Music y Pandora también están ofreciendo una fuerte competencia. Las plataformas de streaming de música pueden seguir diversificándose, siguiendo la tendencia establecida por el streaming de vídeo, con diferentes etiquetas lanzando sus propias herramientas y novedades. 

Además de las plataformas de streaming, durante la cuarentena se popularizó un nuevo campo para que los músicos saltarán a aplicaciones como Tik Tok, YouTube Live, Twitch, Instagram Reels o Thriller.

Un espacio en crecimiento donde los músicos están desarrollando verdaderas “comunidades de seguidores” leales con un calendario de espectáculos en vivo frecuentes. Algunos artistas han utilizado estas aplicaciones para viralizar sus nuevos lanzamientos, con un público ya listo para consumir su música.

Gracias a Internet también se ha podido internacionalizar y conocer nueva música de muchos rincones del mundo, como por ejemplo el novedoso K-pop. Los artistas ingleses o americanos siempre han tenido algo de ventaja a la hora de acceder al mercado global, pero el auge de la escena musical internacional tampoco debería ser una barrera para los artistas occidentales. Con internet y las plataformas de streaming se consigue que todo tipo de música sea más accesible para los oyentes de todo el mundo. 

El futuro del streaming musical


A raíz de la pandemia, las ventas físicas que representan una cuarta parte de los ingresos por música grabada han disminuido aproximadamente un tercio, mientras que las ventas digitales han caído en torno al 11%. 

Las estadísticas también muestran que la forma en que los usuarios han escuchado música durante la cuarentena también ha cambiado. 

Spotify, por ejemplo, ha observado el cambio en las rutinas de los consumidores diciendo que los hábitos diarios ahora reflejan el consumo de música en fin de semana, así como los géneros relajantes han aumentado en popularidad.

 En China, Tencent Music Entertainment (TME) informó de cambios en el comportamiento de la escucha durante la pandemia, con más consumidores que utilizaban aplicaciones en televisores y dispositivos inteligentes.

“En el primer trimestre de 2020, los ingresos por suscripción de música en línea aumentaron un 70,0% . El número de usuarios que pagan música en streaming alcanzó los 42,7 millones, un aumento del 50,4%“. Tsai Chun Pan, Vicepresidente de TME.

Al mismo tiempo, las secuencias de vídeo musical bajo demanda han aumentado. Las razones están vinculadas a un cambio en el comportamiento de los consumidores de música: la pandemia ha intensificado el enfoque de la gente en los medios digitales, como por ejemplo el consumo de utilizar YouTube en la televisión para ver videoclips. 

Según afirma Promusicae en su informe anual, “los consumidores han incorporado el streaming de manera abrumadora, pero el confinamiento también apuntaló la escucha de música por parte de ese aficionado más circunstancial, que recurre a las modalidades gratuitas de plataformas”. 

Si tenemos en cuenta las escuchas a través de audio de plataformas de streaming como Spotify, Deezer, Apple Music y vídeo desde plataformas como YouTube o Vevo, ambas modalidades aportan datos positivos a pesar de no contar con ningún tipo de apoyo externo: ni giras, ni merchandising, ni bolos. 

Lo que parece estar salvando el año económico de artistas de todo el mundo es el consumo de música digital.

Si no fuera por el streaming y las redes sociales, ¿Qué sería de nosotros? Creo que todos los artistas de ahora somos los de la ola de las redes sociales”, comenta Maikel Delacalle en una entrevista a Playz.

La tendencia marca que el consumo de música es cada vez más digital, y es por ese motivo que hay un papel cada vez mayor para las plataformas de terceros en la configuración de la distribución de música, el descubrimiento y el comportamiento de los consumidores. 

Durante la pandemia, Fortnite organizó un concierto de rap en vivo que captó a más de 30 millones de espectadores en vivo, con el objetivo de dar visibilidad al potencial de las asociaciones entre industrias, como por ejemplo una plataforma de juegos online con la participación de artistas musicales, para así involucrar a los usuarios y promover a los artistas de una nueva manera. 

El streaming puede ser muy eficaz para llegar a los consumidores. 


En general, las plataformas pagan a los titulares de derechos una proporción mínima de los ingresos procedentes de las suscripciones, y la compensación adicional se determina por el número de transmisiones. 

Existe un rango de precios en las aplicaciones, pero el extracto final puede variar por cosas como: si la reproducción viene de un usuario premium o uno freemium o dependiendo del país donde se origina el play. 

Aun así, la subida del streaming musical tiene dos implicaciones para la industria:

  • En primer lugar, incentiva los servicios de streaming para impulsar el consumo hacia formatos de audio sin licencia, como son por ejemplo los podcasts. Realmente se puede observar que desde 2014, la música como parte del consumo total de audio ha disminuido alrededor del 5%,y el consumo de palabras habladas como son los podcasts ha aumentado en todos los grupos de edad.
  • La segunda implicación se refiere al propio contenido. Estudios han demostrado que las canciones son cada vez más cortas y más rápidas en respuesta a la necesidad de aumentar el número de obras individuales y adaptarse a las necesidades del mercado. 

Tsai Chun Pan, el Vicepresidente TME describe: “El video corto es un nuevo modelo de entretenimiento. Este modelo tiene una gran demanda de contenido musical, que no sólo nos ha traído muchas nuevas oportunidades, sino que también nos ha proporcionado un nuevo canal de promoción y distribución de contenido“.

Un gran ejemplo del que ya hemos hablado en diversos posts es la aplicación de Tik Tok, que ya está cambiando la forma en que los consumidores descubren la música, y está desarrollando su propio servicio de streaming que se espera que contribuya a estas dinámicas en evolución.

Si el streaming ya estaba en auge, este 2020 ha potenciado el uso de plataformas digitales para el consumo de música. 

¿Qué previsión hay para el mercado musical en 2021?

La firma de Goldman Sachs que cada año publica un reporte de proyección de ingresos para la industria de la música, espera un buen repunte de los ingresos musicales para 2021. “Esperamos un fuerte retorno en los años siguientes, con el sector del directo regresando a sus niveles pre-Covid-19 para 2022” indicó la ejecutiva de Goldman Sachs. En sus proyecciones a largo plazo, la firma predice un crecimiento de 26% en 2021 y 18% en 2022, y un crecimiento promedio de 6% anual hasta el 2030. La firma también espera que las consecuencias de la pandemia generen ciertos cambios permanentes que a día de hoy ya están ocurriendo y que podrían beneficiar a la industria. 

Ya que como hemos comentado durante todo el artículo, cada vez son más los  usuarios que se dan de alta en plataformas de streaming, lo cual incrementa el ingreso promedio por usuario y deriva en mayores ganancias para sellos, artistas y otras figuras dentro del sector de música digital. 

Fuente: La cúpulamusic


0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Contacto:

Teléfonos: 2714907

FaceBook: /escuelamastermusic

MasterMusic

MasterMusic

About

Con 20 años de enseñanza en el campo de la música, la Escuela de Música Contemporánea MasterMusic brinda a sus alumnos una preparación de alta calidad instrumentista en cursos como: Batería, guitarra eléctrica, guitarra acústica y flamenca, teclado, canto y bajo. Así mismo, complementando con cursos de Teoría y Lenguaje Musical, Armonía, Historia de la Música, Historia de la Música Peruana, y más.